El Quijote animado

Con la difusión de la película de dibujos animados Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, en 1º de ESO, hemos querido dar a conocer esta maravillosa obra entre el alumnado más joven del centro, enfocándolo desde el aspecto literario e histórico y comprobar si, con este método audiovisual, pueden captar las ideas principales que la misma, a través de dos personajes que representan dos formas humanas de ser y de actuar, expresa.

Otro de nuestros objetivos era hacer reflexionar a niñas y niños sobre ese aspecto psicológico que de forma transversal, a partir de un argumento sencillo (personaje que enloquece leyendo novelas de caballería), impregna la obra maestra de nuestro admirado escritor.

Hemos querido aprovechar el carácter lúdico de este método audiovisual, que es atractivo al alumnado de menor edad, para transmitir valores humanos como el idealismo, la generosidad, la altitud de miras, el realismo o la decencia y la abnegación encaminada al bien común, no al servilismo, como algo irrenunciable y que debe ser patrimonio espiritual de la Humanidad.

Hemos organizado las actividades en tres fases:
1º Explicación histórico-literaria.
2° Proyección.
3º Debate.

Como profesora de todos los cursos de 1º de ESO, me he sumado con esta pequeña colaboración a las actividades que se han venido realizando en el centro sobre el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de la novela.

He realizado la proyección en todos los cursos del mencionado nivel (A, B, C, D y E) y el resultado ha sido satisfactorio. En general a todos les ha gustado y han prestado atención a la introdución histórica, literaria y psicológica que he realizado antes de verla, y el diálogo que he planteado después de la proyección ha sido ameno y aleccionador. Solo excepcionalmente a algunos les ha resultado algo infantil, pero reconocen los valores positivos que se encierran en la obra.

Para mí ha sido una actividad agradable y coherente con la idea de educación que tengo al respecto de ciertos valores atemporales y universales que nunca deben caducar.

Maribel Luque

quijot

Concurso “El buscalibros”

Desde este blog os informamos de una interesante iniciativa que va a llevar a cabo el I.E.S. “Medina Azahara”. Es un concurso que se llama “El Buscalibros”, dirigido al alumnado de ESO de cualquier centro de Andalucía. Comienza hoy, jueves, 5 de febrero y dura hasta el 26 de marzo. Es decir, serán ocho semanas. Cada semana irán apareciendo en Internet (http://buscalibros2015.wordpress.com) cinco preguntas sobre libros y escritores. Las respuestas se envían por correo (a la dirección que allí se indica) y reciben una puntuación semanal. Ganará el que, al final, sume más puntos. Tendrán premios importantes (libros electrónicos, mp3, mp4 y otros grandes premios) en una fiesta que se celebrará al término del concurso. Las bases están en la dirección arriba indicada. Se trata de preguntas atractivas, que intentan promover la lectura y el interés por los libros, muy adecuadas para horas de Taller de Lectura, Atención educativa, etc. Los propios alumnos pueden seguir la evolución de su puntuación semana a semana.

Carmen Jurado

Visitas del alumnado de 1º de ESO a la Biblioteca de nuestro centro

Esta semana todos los grupos de 1º de ESO están bajando a visitar la Biblioteca de nuestro centro, con el objetivo de conocer su funcionamiento e incentivar el hábito de lectura en el alumnado.

En primer lugar,  se les da información sobre:

  • El horario de apertura  (de 8:15 a 21 horas) y el número de libros inventariados (8.340, aproximadamente, sin incluir los que hay en los departamentos).
  • Los diferentes espacios en que se estructura la biblioteca: recepción, zona de audiovisuales, trueque de libros, yo recomiendo, zonas de lectura, etc.
  • La Clasificación Decimal Universal, según la cual están distribuidos los libros: Enciclopedias y Diccionarios; Filosofía y Psicología; Religión; Ciencias Sociales; Matemáticas y Ciencias Naturales; Ciencias Aplicadas; Artes, Juegos, Espectáculos y Deportes; Lengua y Literatura; y Geografía e Historia.

A continuación, se divide la clase en dos grupos: a uno de ellos se le invita a dibujar el plano de la biblioteca, según las indicaciones dadas; y al otro se le explica cómo inventariar los libros, una vez que llegan al centro, y cómo funciona el servicio de préstamos.

Finalmente, se hace entrega a los alumnos del carné de biblioteca, con el que pueden retirar cualquier libro, DVD, CD o vídeo, que se encuentre en la misma, con excepción de los diccionarios y las enciclopedias.

Como actividad complementaria de la visita, se propone al profesor acompañante leer en clase con sus alumnos un texto que Federico García Lorca escribió para la inauguración de una biblioteca, en Fuente Vaqueros, su pueblo natal, y que estos respondan a una serie de cuestiones sobre el mismo.

En general, la valoración que hacemos de la actividad es positiva, por la buena actitud de los alumnos, y porque creemos estar fomentando entre ellos el uso de la biblioteca y el deseo de saber a través de los libros.

Colaboran en la visita con sus explicaciones: Lola P. Ebrero, José Moreno y Matías Regodón.

Profesorado acompañante:  Ana Bowe, Paco Ortiz, Inés Ramos.

Texto de Lorca:

Medio Pan y un Libro. Al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada). Septiembre de 1931.

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fiódor Dostoyevski, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.

Lecturas para el verano

El equipo de la Biblioteca Escolar os sugerimos las siguientes lecturas para el verano:

Para el alumnado de Secundaria:

Para el resto de la comunidad educativa:

Para todos:

  • Relatos de Edgar Allan Poe, sobre los que debatiremos en la reunión del club de lectura del 1 de octubre, a las 18 horas.

¿Y TÚ?

Aquí os dejo de parte de Paco Jurado una excelente reflexión sobre el fin de curso de nuestro club de lectura:

Lo confieso: casi siempre que hablo o discuto de libros es en la barra de algún bar, con una cervecita en la mano. O en casa, imitando a Oliveira y la Maga dentro de Rayuela en el Club de la Serpiente, donde lo divino y lo humano se entremezclan en uno de los experimentos narrativos más interesantes del siglo pasado, oyendo jazz u otra música y siendo pedante junto a amigos que me lo permiten todo, incluso llevarme el scattergoris cuando me enfado, y bueno, eso sí, sin cebar mate. Nuestro particular Club de lectura nació gracias a una idea de la profesora Lola Pérez como un “a ver qué pasa” y desde el “Proyecto de Lectura y Biblioteca” y de alguno de sus componentes. Y aunque haya sustituido el bar de turno por el  instituto, la barra por un pupitre y la cerveza por una cocacola o un nestea, el resultado ha sido tan bueno, que, al final, ha quedado en mi memoria, al menos, después de un año de aventuras y desventuras medioquijotescas por los rebaños y molinos de la ESO, como una de las cosas que más han brillado del curso, que ya empieza a ser pasado…

Cinco sesiones ha durado la andanza: desde el  terrible campo de concentración de Auschwitz en El niño del pijama de rayas, que, aunque ligera en su forma y contenido como casi todos los best sellers, quizá se haya convertido en un símbolo para adolescentes que no conocen todavía la historia más reciente de nuestra cultura. A nosotros nos sirvió para terminar de creernos lo del “Club de lectura”, pues esa tarde nos reunimos más de treinta personas entre alumnos, madres y profesores.  Ese día fue una lección de humildad que me bajó de mi altar cultureta del otro club, el de Cortázar, para observar cómo no hay que ser un lector más o menos experimentado, ni un filólogo para argumentar opiniones excelentes como ocurrió con algunos alumnos que enriquecieron la charla de una manera sobresaliente. De la Alemania nazi pasamos a los fogones, a los amores y desamores, al derroche de fantasía del realismo mágico en Como agua para chocolate del México rural, atrasado y machista de mediados del siglo XX, para reflexionar más tarde sobre el sentido de la vida, la búsqueda de la verdad, la belleza y la felicidad en  Siddharta con una buena dosis de filosofía oriental. Matar a un ruiseñor nos abrió la puerta para hablar de los derechos humanos, la esclavitud, las diferencias raciales y su evolución hasta la actualidad, mezclando cine y literatura, imagen y palabra. Con Truman Capote, en la última sesión vivimos  con Holly Golightly, la protagonista de Desayuno en Tiffany´s, la sordidez de la mafia, de la superficialidad del dinero a través de un personaje transgresor, lleno de misterios y matices, y, aunque en principio no gustó demasiado a los asistentes, al final estuvimos interrogándola y juzgándola y disfrutando de ella durante dos horas sin mover los pies del suelo.

Pero más allá de las lecturas, de las historias y de los propios títulos (pudieron ser otros), lo mejor ha sido compartir el amor por las palabras, el calor de tus argumentos frente a los míos, los detalles y adjetivos en los que te detuviste, más los del compañero de enfrente. Sintetizando, hablar de libros es enriquecerse con los distintos universos creados en ese ámbito enigmático que es la imaginación de cada uno de los lectores, en el acto más sofisticado del ser humano: la comunicación.

La próxima propuesta para Septiembre es Crónica de una muerte anunciada, seguramente una de las mejores novelas del siglo XX en castellano. Así que, anímense colegas y “colegos” del instituto, os esperamos…  y aunque Roberto Bolaño dijo que prefería ver la televisión a leer best sellers, yo ahora me quedo con una simpática observación de Joan Brossa: ver televisión es como comer chicle con los ojos y, aunque de vez en cuando no viene mal masticar un chiclecito, yo, personalmente, prefiero un buen salmorejo cordobés. Frente a la mediocridad, leer, leer y leer. Yo acabo de empezar El mal de Portnoy, ¿y tú?.

Definir es limitar

Creo que esta cita de ‘El Principito’ describe con bastante exactitud por qué los libros son libros y no son, qué sé yo, hongos o dálmatas; me explico: cuando leemos un libro, éste evoca emociones diferentes en sus diferentes lectores y de ahí que ayer nos costase un poco  ‘definir’ lo que la lectura de “Siddhartha” ha provocado en nosotr@s. Pero eso está bien (creo yo) porque eso significa que no estamos limitando las posibles lecturas que pueden hacerse de esta novela a una única y común. Y es que esto, buscar un único significado, es imposible; y si no, mira tú a Siddhartha, que desde su adolescencia (o incluso antes, si hacemos cuentas)  se lanza a la búsqueda del significado de su vida, pasando por los bramhanes, los samanas, la vida en solitario, la vida materialista y disoluta… Al principio, todo su afán es aspirar a la perfección, al Nirvana;  después, rechaza aprender y, al final, descubrimos que toda su vida, como la de cualquiera de nosotr@s,  no es sino un cúmulo de experiencias, de aciertos y errores, de los que aprender muchas cosas, pero sobre todo a conocerse a sí mismo.  A lo largo de este proceso,  Herman Hesse nos da un buen paseo por la filosofía oriental y aquí sí que estuvimos todos de acuerdo: hay pasajes que se escapan un poco a la comprensión de un coeficiente intelectual medio. Sin embargo, lo cierto es que de nuevo disfrutamos mucho discutiendo la novela, y, si bien es cierto que el número de asistentes ayer dejó bastante que desear (dichosos exámenes), esto permitió que nos recreásemos más en nuestras intervenciones.

Así pues, desde aquí os invitamos a uniros a nuestra próxima cita que tendrá lugar el jueves 5 de marzo a las 18.00, donde discutiremos  “Otra vuelta de tuerca”, de Henry James, y donde nos aventuramos en un nuevo género literario.

Club de lectura

Os recordamos que el próximo jueves 5 de febrero, a las 18.00 h., tendrá lugar en la biblioteca del IES el tercer encuentro del club de lectura, donde hablaremos de una obra fundamental en cualquier biblioteca: Siddhartha. Esta obra de Herman Hesse relata la vida de un joven en la búsqueda de su Yo. Os animamos desde aquí a que os unáis a este encuentro en el que trataremos diferentes aspectos de esta interesantísima novela. Y os recordamos que no es requisito haber leído el libro, ni siquiera saber de qué va la novela, así que no lo dudes y si tienes curiosidad pásate el jueves por la biblioteca.