Los poemas que nos gustan

Hemos elegido este género literario, porque es el que mejor expresa nuestros sentimientos. Os invitamos a que desnudéis vuestra alma, seleccionando un poema, el que más os guste, ese que encontrasteis casualmente en el libro de texto o aquel que os recitó en cierta ocasión el profesor de lengua. Sólo tenéis que pinchar aquí.

Mientras lo pensáis, vamos a comenzar nosotr@s, y qué mejor manera de hacerlo, en tiempos de crisis, que con un poema en el que Walt Whitman canta a la vida. Os animamos a que comentéis lo que os sugiere:

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago… e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de par en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.

WALT WHITMAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *