Carta de una desconocida

GUIÓN PARA EL DEBATE

(21 de diciembre, viernes, a las 10:15, en la biblioteca)

  1. Introducción al autor.
  2. Opinión breve sobre la novela. Si nos ha gustado o no y por qué. Puntúala entre 0 y 10 y justifica esta puntuación.
  3. Espacio.
  4. Tiempo histórico y literario.
  5. El título: ¿cuál es su significado?
  6. Punto de vista narrativo: ¿desde qué dos puntos de vista se cuentan los hechos?
  7. Estructura: ¿cómo se estructura la novela?, ¿cómo interpretas el final?
  8. Intriga: ¿despierta nuestra curiosidad desde el principio?, ¿qué situaciones o mecanismos contribuyen a mantener la intriga?, ¿se produce alguna caída en cuanto al interés por seguir leyendo?
  9. Personajes:
  • La mujer desconocida: ¿qué rasgos la caracterizan?
  • El escritor: ¿qué rasgos lo definen?

¿Por qué desconocemos sus nombres?

¿Por qué ella no le manifiesta su amor y le oculta la existencia del hijo?

¿Por qué él no la llama ni le escribe una sola palabra, después de las tres noches que pasan juntos?

10. Temas para el debate

  • El amor: ¿cómo calificaríamos el amor de la desconocida hacia el escritor?, ¿qué siente él hacia ella?, ¿en algún momento surgen los celos?
  • Tener hijos soltera: ¿qué le supone a esta mujer?, ¿han cambiado los tiempos?
  • La prostitución: ¿por qué se dedica a este oficio y, en cambio, no acepta ninguna de las proposiciones matrimoniales?
  • La sanidad pública: ¿qué imagen se ofrece de ella?, ¿qué personas la usan?, ¿qué diferencias hay con la actualidad?
  • El maltrato a la mujer: ¿está ligado a la pobreza y a la incultura?
  • Las clases sociales: ¿es posible la convivencia de personas pertenecientes a clases sociales diferentes?

11. Simbolismo: ¿qué representan las rosas blancas?

12. Frases para la reflexión:

  • ¡Ah, qué tonterías hacía! Besaba el el pestillo que tu mano había tocado, levantaba la colilla de un cigarro tuyo como cosa sagrada, porque había estado en tus labios. (9)
  • El miedo a tu ardiente mirada me hacía bajar los ojos como quien se arroja al agua para no ser abrasado por una llama. (9)
  • Sé que he de quedarme otra vez sola, y nada más terrible que la soledad entre la gente. (12)
  • Tú ayudas cuando se te quiere, cuando se te pide. (18)
  • Todavía hoy, cuando leo en algún libro la palabra “infierno”, no puedo menos de pensar inmediatamente, y bien a mi pesar, en aquella sala llena de gemidos, de risas y de gritos sangrientos en que sufrí como en un matadero del pudor. (20)
  • Desde que estuve en el hospital probé el tormento que significa la miseria, me di cuenta que en este mundo, el pobre siempre será maltratado, el humillado, la eterna víctima. (21)
  • Se vuelve siempre. (26)
  • Lo bueno no se olvida nunca; yo nunca me olvidaré de ti. (26)

13. Estilo.

14. Próxima lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *